Cómo los gastos hormiga afectan sus finanzas y la posibilidad de un préstamo de libre inversión

Muchas personas no saben cómo llevar su economía de manera saludable, por lo que terminan malgastando gran parte de sus ingresos en cosas innecesarias, lo que al final les pasa la cuenta de cobro porque, u olvidan algo importante por pagar, o, se quedan cortos para cumplir con las obligaciones del mes siguiente. Esto es algo que no solo afecta el día a día sino que también quita posibilidades de acceder a otros servicios financieros, como un préstamo de libre inversión, pues no se contará con el capital necesario para poder pagarlo.

Por esta razón es más que fundamental que pueda identificar en dónde está invirtiendo el dinero y así mejorar sus finanzas personales. Para comenzar, hablemos de qué son los gastos hormiga y cuáles son los más frecuentes, con el fin de que empiece a reconocerlos y por ende cambie sus hábitos de consumo.

Los gastos hormiga hacen referencia a compras pequeñas o al uso de poca cantidad de dinero para adquirir algún recurso, por ejemplo, los que se acercan a la máquina de dulces o confites de la empresa a dejar mil o dos mil pesos por cada visita, así como los que hacen pequeñas recargas al celular de los mismos montos.

Estos micro gastos son los que en realidad convierten su vida financiera en una pesada carga, pues como reza el dicho popular “de centavo en centavo, se va llenando el saco” y cuando se da cuenta de todo del dinero que disponía ya no le queda ni la cuarta parte, porque precisamente por su naturaleza “mínima” pasan completamente desapercibidos.

Pero ¿qué pasa en realidad con ese dinero? Se estima que los colombianos gastan al menos un 40% de sus ingresos en artículos o productos que no son de primera necesidad, más que nada relacionados con compras pequeñas como las que se pueden realizar en una tienda al pedir una bebida, cigarrillos, etc. Al dejar que esto pase y se convierta en una rutina, esos ingresos no pueden destinarse para cosas importantes como el pago de un préstamo de libre inversión, actividades de ocio y recreación, o más importante aún, el ahorro, algo fundamental para una excelente salud financiera.

Entonces ¿cuáles son los gastos hormiga más frecuentes? Además de los que ya mencionamos anteriormente que pueden comprometer alrededor de más de 5 millones de pesos al año, también están los que corresponden a gastos de movilidad exclusiva como el servicio público de taxi o Uber que representarían al año un valor cercano a los $300mil y los gastos que se denominan como invisibles, relacionados con los pagos de cuotas de manejo de las tarjetas de crédito o débito, cobro de intereses, comisión de la entidad financiera, entre otros.

Si usted realizara la suma de estos gastos invisibles se daría cuenta que lo que tiene que pagar en este tipo de pasivos es excesivo, por lo que pensará dos veces antes de usar estos recursos de la forma que lo ha hecho hasta ahora y comenzará a utilizar las sucursales virtuales y diferir a menos cuotas sus compras con el fin de que el dinero no se vaya en los intereses mensuales.

En este orden de ideas, ¿cómo puede evitar que los gastos hormiga afecten su vida financiera y así obtener la posibilidad de pagar un préstamo de libre inversión? Lo mejor que puede hacer es tomar la iniciativa de ahorrar, pues a la “hormiga” la combate el “marranito”. Consiga una alcancía donde pueda comenzar a guardar las monedas que le van quedando durante el día, algunos prefieren guardar únicamente las de $500 o las de $1000, pero en realidad todas son un buen ahorro.

Tener un presupuesto es también la mejor opción para evitar estos gastos innecesarios, de manera que tenga claro cuáles son de primera necesidad y cuáles puede recortar o esperar a otro momento donde sus finanzas estén más estables. Con esto no solo mejorará su vida económica, sino que cambiará por completo sus hábitos de consumo. Hay aplicaciones gratuitas para celular que pueden ayudarle a hacer de esta tarea, algo mucho más sencillo.

Si es de los que continuamente utiliza el celular y lo tiene en un plan prepago, lo mejor es que se cambie a un pospago que se ajuste a sus necesidades y que tenga un valor único todos los meses para que evite gastar de más en este tipo de servicios. Trate en lo posible también de eliminar o disminuir considerablemente el consumo de alimentos chatarra, cigarrillos y café, y así verá que no solo su economía mejora sino que su cuerpo también se lo agradecerá.

Con esto no decimos que es malo darse un gusto de vez en cuando, solo que cuando estos gustos superan a las obligaciones mensuales, es cuando aparecen los problemas, pues se sacrifica el dinero que debería invertirse en necesidades básicas o incluso en el ahorro. Al conocer el presupuesto que tenemos, es decir nuestros activos y pasivos, es mucho más sencillo saber cuánto en realidad podemos gastar en estos gustos.

Ahora que ya sabe que la planeación financiera y el cambio de sus hábitos de consumo puede ayudarlo a ahorrar más de 5 millones al año, piense en lo que puede hacer con esta suma de dinero, tal vez un viaje familiar, la compra de algún mueble para su hogar, inversión en educación, etc. Esta información será de gran utilidad para usted, por eso desde Lineru, queremos que pueda organizar de una mejor forma su economía personal y utilizar de una mejor forma los préstamos de libre inversión, sin desperdiciarlos en cosas que realmente no son necesarias.