Consejos para llevar buenas finanzas y poder pagar tus préstamos personales.

Si has solicitado recientemente algunos préstamos personales, debes tener en cuenta que es necesario acomodar las finanzas personales para que ningún gasto se te vaya a salir de las manos o para poder cumplir todos los pagos que has acordado.

En el caso del dinero, es mejor sentir que tienes todo bajo control para que de esta manera no vayas a pasar malos ratos ante las personas a las cuales les debes dinero o ante alguna de las entidades a las que solicitaste alguno de los préstamos personales que te han ayudado a solventar tus finanzas.

Antes de darte varios consejos para que tus finanzas personales marchen de la mejor manera, es importante decirte que no intentes gestionar varios préstamos personales para hacer pago de compromisos que tengas sin antes haber realizado un balance del dinero con el que cuentas y si este te alcanza para poder hacer los pagos.

Sin embargo hoy queremos darte estos tips que seguro te ayudarán para solventar mejor cualquier situación económica a la que te veas expuesto.

  1. Revisa tu préstamo de manera frecuente.
    Es importante que tengas el hábito de estar revisando tu historial del préstamo por lo menos cada trimestre. Sin embargo si por diversos motivos no puedes hacerlo, entonces revísalo dos veces al año. Esto te permitirá verificar todos los cobros y si todos los pagos se encuentran registrados dentro de las fechas establecidas. Así evitarás inconvenientes de tipo financiero o que te vaya a generar un mal reporte.

  2. Papel y lápiz y a hacer un presupuesto.
    Sin embargo si lo deseas también puedes utilizar alguna app que te permita en tu celular llevar todas las cuentas que haces de tu dinero. Revisa cuanto ganas mensualmente o quincenal, cuantos descuentos te hacen, cuánto gastas en arriendo, servicios, alimentación, diversión, entre otros y de esa manera podrás darte cuenta cuánto es el dinero disponible para endeudarte o incluso para ahorrar, si así lo deseas.
    Aunque parece muy difícil, no lo es. Sin embargo, si debes destinar un tiempo prudente a hacer una revisión de cómo te encuentras realmente en materia económica, y esto lo puedes lograr haciendo a conciencia tu presupuesto. Incluso si te lanza un saldo en rojo puede que estés a tiempo de solucionar ese problema. Pero además, el presupuesto te permitirá saber hasta donde podrás llegar cada mes, que podrás hacer y que no y ver si puedes sacar dinero de un lugar para poder hacer otras cosas.

  3. Planea pagar deudas
    Así como lograste sentarte y realizar un presupuesto. Ahora también es importante que veas a quiénes le debes, cuánto dinero y por cuánto tiempo. De igual forma, si tienes algún dinero en mora, fíjate cuánto es y mira cómo lo vas a pagar.
    Visita a las personas que le debes dinero y realiza un acuerdo de pago que ya está sustentado en tu presupuesto. Es decir, conocerás realmente que dinero puedes destinar a pagar deudas.
    Es importante que no continúes esperando que el tiempo pase con respecto a las deudas, pues estas irán aumentando y cada vez será menos fácil pagarlas. Además, en la eventualidad que requieras más dinero estas personas o entidades no querrán volver a hacerte algún tipo de préstamo.

  4. Piensa en invertir
    Aunque a veces muchas personas trabajan casi que para sobrevivir o justo para pagar lo que deben. Es necesario que de alguna manera se destine algo de dinero para invertir. Así sea algo mínimo podrías pensar en hacerlo. Aquí la decisión de en qué invertir es de cada quien y va más en gustos y en expectativas.
    Lo primordial es que se haga y que una vez emprendido no se deje tirado. Podría preverse hacer inversiones cada 2 o 3 meses por ejemplo, para que no se deba sacar dinero todos los meses. De esta manera, también te verás obligado a ser mucho más ordenado con tu dinero.
    Si inviertes una parte importante o significativa de tu dinero, podrás de alguna manera pensar en que tienes un colchón para que te soporte en caso que lo requieras. Para ello, revisa muy bien el lugar donde invertirás tu dinero, para que no vayas a perderlo y también asegúrate que puedas, por ejemplo, retirarlo cuando lo requieras. Lee atentamente las clausulas y la letra pequeña de todo lo que firmes.

  5. Estudia
    Cuando te decimos la palabra estudia, nos estamos refiriendo a que leas continuamente sobre el tema de las finanzas y la economía. No te decimos que te dediques a leer macro o microeconomía sino que sepas cómo administrar de manera acertada tu dinero, no solamente en el día a día sino también a largo plazo.
    Si tus finanzas son tan amplias podrías pensar en contratar un “entrenador personal” que te ayude a mejorar o a fortalecer tus puntos más débiles. Sin embargo, hay muchas cosas que puedes lograr con dedicación, constancia y orden. Pero cada persona evalúa lo que necesita.

Estamos seguros que con estos sencillos 5 tips, tu economía mejorará sustancialmente y podrás tranquilamente conocer de primera mano hasta donde puedes endeudarte y por ejemplo de cuánto debes solicitar tus próximos préstamos personales.

Si ya conoces los servicios de Lineru te invitamos a que sigas haciendo uso de todos ellos dentro de los cuales están los préstamos personales. También te invitamos a que nos des algunos referidos y así puedas acceder a múltiples beneficios. Visita nuestra página web www.lineru.com para que conozcas detalladamente todo nuestro portafolio y de esta manera puedas acceder de manera ágil, segura y a través de internet a préstamos.