Evolución de los préstamos de Libre Inversión en Colombia

El Sistema Financiero Global ha tomado gran relevancia en el mundo, puesto que se basa en la reunión de acuerdos legales, instituciones y agentes formales e informales, que facilitan el flujo internacional del capital financiero para la inversión y el financiamiento comercial.

Es por esto que la economía global está sometida al sistema financiero. De ahí surge la importancia de que las políticas macroeconómicas, estén sometidas a las necesidades del capital financiero; siendo indispensable en todo este proceso, la función que deben cumplir en la intermediación.

Los bancos, y los demás recursos financieros posibilitan canalizar todos los recursos financieros hacía el sector productivo. Dentro de estos recursos, se encuentran los préstamos de libre inversión , que no solo permiten fortalecer el sector productivo; sino que también se convierten en la herramienta esencial para fortalecer el sistema financiero de cualquier país.

En Colombia, el sistema financiero está compuesto por los establecimientos de crédito, las entidades de servicios financieros y distintas entidades financieras, las cuales se han mezclado en las agrupaciones financieros, haciendo así, presencia en los ámbitos internos y externos de la economía colombiana.

Durante los años 70, se introdujeron una serie de innovaciones al sistema financiero. Esto se produjo, debido a la gran demanda de crédito que se estaba dando por el crecimiento de la economía colombiana. Es por esto que los préstamos de libre inversión, han sido desde el siglo pasado indispensables en la economía colombiana en la vida cotidiana de los ciudadanos, y en el desarrollo de la misma.

Esto permitió, que se crearan corporaciones y entidades que brindaran créditos de ahorro y vivienda, así como el sistema de ahorro; siendo estos, instrumentos para la captación de recursos para préstamos a largo plazo. Sin embargo, durante los años 60 y 70, el sistema financiero colombiano aún era muy limitado, ya que la burocracia estaba en todo su furor, debido a que el sistema operaba bajo un esquema de banca especializada, en donde había muy poca diversidad en las operaciones, estando por esta misma razón sobre regulado, además de restringido, ya que no se abría paso a nuevas instituciones.

Una vez se dio la crisis financiera a finales de los años 90, el sector financiero en el país se ha ido fortaleciendo con el transcurrir de los años debido al regulamiento del gobierno nacional, de la Superintendencia Financiera de Colombia y a la evolución de las normas y leyes que han permitido la libertad financiera, así como el reforzamiento del mismo.

Durante esta época, el mercado y el sistema financiero colombiano vivieron un proceso de liberación y evolución adelantados, ya que las intervenciones a las tasas de intereses fueron menos frecuentes; del mismo modo que las restricciones entre intermediarios, estrechándose para ese entonces de una manera prudente, la supervisión a las entidades financieras.

Este contexto facilito el incremento del capital de las entidades financieras, permitiendo que se desarrollaran y ejecutaran proyectos de modernización, expansión e internacionalización de estas entidades. Además, se dio la entrada a inversionistas extranjeros, y a entidades financieras extranjeras.

Todo este desarrollo y libertad económica en el sistema financiero colombiano, junto al aumento y crecimiento de la tecnología, permitieron que se diera vía libre a la creación y ejecución de los préstamos de libre inversión, facilitando la solicitud y adquisición de los mismos, por medio de plataformas diseñadas especialmente para ello.

Lineru es una empresa que nace como la respuesta necesaria en medio de la libertad y desarrollo económico que estaba viviendo el país, en donde sus creadores decidieron cambiar la experiencia de solicitar un crédito o préstamo en el país puesto que ha permitido acabar con el papeleo innecesario y los trámites bancarios en Colombia.

Es por eso que Lineru brinda los préstamos de libre inversión a cualquier persona que cumpla con unos requerimientos mínimos, confiando en un principio en la palabra de sus clientes. Por lo tanto, el usuario solo debe responder a 2 preguntas básicas: 1. ¿Cuánto dinero necesita? 2. ¿En qué tiempo lo va a pagar?

Con esta información brindada por parte del usuario, Lineru calcula de manera transparente el costo de la transacción, así como el tiempo estimado en el cual devolverá el dinero prestado. Es por eso que el interesado podrá tomar la decisión de forma clara con la información suficiente para ello.

Por consiguiente, el servicio prestado por Lineru, permite simplificar la vida del usuario, brindando todas las garantías, así como la confianza para que vuelvan a solicitar y adquirir los servicios que esta empresa ofrece.

Lineru logra tasas de aprobación, teniendo un gran número de usuarios que se sienten satisfechos con la empresa en un 90%, en donde 3 de cada 4 personas vuelven a solicitar los diferentes préstamos y créditos de montos desde 120 mil pesos hasta 700 mil pesos para esos gastos urgentes e imprevistos que surgen.

Por otro lado, se pueden solicitar en cualquier lugar, a cualquier hora y momento del día, ya que solo se necesita tener internet para navegar por el sitio web de la empresa para hacer la solicitud, así como cuenta bancaria para realizar la transferencia del dinero.

Sin lugar a dudas, con el crecimiento y desarrollo del sistema financiero a finales de los años 80 y a comienzos de los 90, se dio paso a que se dieran nuevas formas de solicitar créditos y préstamos, puesto que se dio la libertad económica en estos ámbitos; siendo Lineru la empresa ideal para responder a la gran demanda existente en el mercado por estos servicios en el país.