Lo que deberías saber antes de buscar y solicitar créditos online

¿Qué tiene de diferente pedirle dinero a un prestamista online que al banco con el que has contado por años?

La nueva generación de prestamista online se enfocan en entregar créditos online de forma cada vez más fácil.

  1. Rápida aprobación: Los prestamistas en línea pueden decirte en un periodo muy corto de tiempo si tu crédito está aprobado o no, cuánto puedes pedir prestado según tu caso y cómo serán tus pagos. La mayoría de los bancos tradicionales son diferentes: Con algunos de ellos podrás llenar una solicitud en línea, pero puede tardar un tiempo obtener una respuesta (algún miembro del banco podría tener que revisar la aplicación, e incluso podrían pedirte visitar una sucursal en persona para hacerte más preguntas).

  2. Mejores tasas de interés: Para algunas personas siempre vale la pena ir de compras, y los prestamistas online a menudo tienen las tasas de interés más bajas. Con una buena búsqueda en línea se pueden encontrar prestamistas que ofrecen tasas de interés y cargos por servicio a muy bajo costo. Y esto se debe a que los prestamistas online no tienen que enfrentar los mismos costos regulatorios que los bancos o casas de crédito.

  3. Fácil aprobación: Los bancos y casas de crédito se han vuelto cada vez más quisquillosos a la hora de prestar su dinero. Es fácil obtener un préstamo si demuestras tener ahorros y una excelente vida crediticia. Pero si por el contrario, hasta ahora estás empezando a crear tu capital y tienes un historial crediticio “no tan limpio”, lo más probable es que tu solicitud sea rechazada. Los prestamistas online están más dispuestos a aprobar créditos a personas que tengan una vida crediticia promedio utilizando información alternativa para evaluar su solvencia (como pagos de recibos públicos e incluso datos de sus redes sociales).

  4. Prestamos no garantizados: La mayoría de los prestamos online no están garantizados, lo que significa que no tendrás que comprometer codeudores ni otras empresas bancarias que te respalden para obtener una aprobación. Esto puede hacer que los créditos online sean más seguros que pedir prestado contra tus activos, si se falla al pagar un préstamo sin garantía, el puntaje de vida crediticia va a bajar, como mínimo, pero no tendrás que enfrentar ningún tipo de embargo ni problema hipotecario.

  5. Cómo pedir prestado: Conseguir un préstamo en línea es similar a conseguir en cualquier otro lugar, aunque probablemente se sentirá más fácil. Necesitarás proporcionar información personal, como tu número de cédula y dirección. Dependiendo del prestamista, también necesitarás proporcionar información financiera (como información sobre tu trabajo e ingresos, gastos y demás).

  6. Tipos de prestamistas: Los mejores préstamos en línea vienen de prestamistas no tradicionales. En otras palabras, tu banco local o casa de crédito probablemente no están involucrados con créditos online, y con aún menos probabilidad, grandes franquicias de banco. Por lo general los nuevos prestamistas se centran exclusivamente en hacer un tipo específico de préstamo. No quieren ofrecer cuentas de ahorros y de cheques, tarjetas de crédito ni servicios empresariales.

La mejor forma de encontrar una buena oportunidad de préstamo en línea, es buscar, comparar e ir con la mejor. Por supuesto, es prudente y necesario investigar un poco tu prestamista para asegurarse de que estás trabajando con una empresa de buena reputación.

Evita los préstamos a largo plazo: Al buscar créditos online vas a encontrar un gran número de resultados que son esencialmente préstamos a largo plazo. Estos son servicios que deben pagarse durante un gran periodo de tiempo plazo que suelen dar lugar a una costosa espiral de deuda. Puedes identificar este tipo de préstamos, para evitarlos, teniendo lo siguiente en cuenta:

  • Plazos muy largos: Como su mismo nombre lo indica, se pagan en periodos de tiempo muy extensos. Lo ideal sería buscar créditos con los que puedas hacer pagos mensuales durante un corto periodo (y que puedas pagar antes del término sin ninguna multa por pago anticipado) o créditos de abonos diarios por mínimo un mes.

  • Altas tasas de interés: Esta característica es fácil de identificar. Los intereses de este tipo de préstamos serán, y por mucho, los más elevados del mercado. Si vas a pagar mucho más en intereses sacando un préstamo, que lo que normalmente pagas por usar tu tarjeta de crédito, entonces seguramente es un mal trato.

Ahora que lo tienes todo claro, ¿estás listo para solicitar tu préstamo?

¡Lineru te ayuda! Somos uno de los primeros servicios en entregar préstamos para consumo, completamente virtual en Colombia. Solicita tu crédito durante las 24 horas de la semana completa.

Tenemos una interfaz súper intuitiva para facilitar las solicitudes de nuestros clientes y tenemos otros beneficios como: bonos de descuento, sistema de referidos, y aplicaciones para organizar tus finanzas o citas. Nuestro rango de clientes satisfechos es de un 98%, lo que nos hace uno de los sistemas de créditos en online más confiables de Latinoamérica. ¡Verifica que cumples con los requisitos y pídenos prestado ahora!