¿Pensando en viajar? Un préstamo de libre inversión puede ser la solución

Ha escuchado usted alguna vez decir a alguien “eso no se puede, no hay plata”, “será el próximo año porque para este la plata no alcanzó” “A su hermana le pidieron unas impresiones de unos planos en la universidad así que nos toca cancelar el paseo familiar” “será descartar mi viaje porque toca pagar unos imprevistos”, si ha escuchado eso, también es seguro que también ha escuchado que no hay posible solución a todo lo enunciado anterior y los viajes, el celular nuevo o cualquier sueño que se tenía no se pueda realizar.

Sin embargo, un préstamo de libre inversión es una posibilidad que está al alcance de las personas para poder cumplir metas que tienen y que posiblemente están desechando por falta de dinero.

Si luego de leer este párrafo, pensó en que esa tampoco es la solución porque los bancos exigen muchas cosas, se demoran en responder mucho tiempo, usted no tiene vida crediticia o está reportado. Hay una probabilidad que seguro usted no ha explorado. No, nos estamos refiriendo a sacar ese dinero con los llamados “cuenta gotas” o “paga diarios”, Lineru es una excelente posibilidad para un préstamo de libre inversión.

Es importante que usted sepa que cuando alguna entidad le ofrece la posibilidad de gestionar un crédito de éste tipo, no pueden obligarlo a manifestar en qué va a invertirlo, usted puede literalmente, hacer lo que quiera con dicho dinero, sólo se requiere que pague cumplidamente.

Sabemos que si usted desea mucho dinero o si es lo que requiere debe necesariamente acudir a una entidad bancaria para hacerlo, pero es probable, si su historial no demuestra un buen movimiento, que éste sea negado.

Por ello, hoy queremos sugerirle que planee las finanzas de su viaje de la mejor manera, pese a que pueden existir imprevistos que usted no maneja, algunas ideas pueden surgir para que el sueño de conocer el mar o simplemente de cambiar de clima y despejarse, se haga realidad.

Lo primero que podemos sugerirle es: ahorre. Haga un presupuesto del dinero que recibe mensualmente y proyecte, así sea un bajo porcentaje, para el ahorro del viaje. Si opta por no depositarlo o guardarlo en una entidad bancaria y prefiere guardarlo en su casa, hágalo por ejemplo, en una alcancía o en una recipiente al que no pueda acceder a menos que sea rompiéndolo.

Otra posibilidad, es que le entregue este dinero a alguien de su confianza para que se lo guarde mientras usted parte a su viaje. Sin importar la manera como usted opte ahorrar dicho dinero, pues hay personas que se sienten más seguras haciéndolo en una cuenta de ahorros, lo importante es que no deje de hacerlo ningún mes.

Recuerde aquella estrategia que proponen algunos economistas del hogar, como por ejemplo ahorrar 1000 pesos diarios. O por el contrario tener una alcancía en la que deposita varias monedas de unas denominaciones determinadas, no olvide que este último, a menos que lleve un control diario, no le permitirá saber cuánto dinero a ahorrado a la fecha que usted se proponga para romperlo.

Otra de las posibilidades es poder comprar un viaje a crédito, de ésta manera usted sabe que antes de la fecha de su viaje y de acuerdo a los pagos que realice usted tendrá la totalidad o un porcentaje pago. Es decir, puede pensar acceder al préstamo de libre inversión para llevarse esos “pesitos” de más, no pasar afanes, para los imprevistos o antojos y para los detalles que probablemente le traiga a su familia y amigos.

Otras personas, prefieren hacer otro tipo de cosas para poder lograr algo de dinero para ese viaje que tanto han querido. Por ejemplo, rifas o trabajos adicionales al que ya tienen para de esa manera contar con el dinero que, quizás, dentro de su presupuesto no alcanza. Pues, no podemos desconocer que la economía familiar por ejemplo, muchas veces no permite un ahorro, por más mínimo que sea.

Otra opción para los que trabajan bajo la modalidad de contrato laboral, es que a fin de año puedan retirar las cesantías que han logrado, bien sea durante el año o el tiempo que han laborado o pagado a la empresa prestadora de este servicio. Sin embargo si el dinero que allí se encuentra no es suficiente sigue existiendo la posibilidad del préstamo de libre inversión.

Para los más jóvenes, la opción de ahorrar algo de la mesada, guardar el dinero que le dan las tías o los familiares cuando los visitan o por el cumpleaños o trabajar como meseros, se ha convertido en la clave para tener algo de dinero y viajar.

Sin embargo, todas las posibilidades anteriores tienen un pero de por medio, es probable que el dinero que gane, que le da la tía o la mesada, no alcance para mucho, que las cesantías tampoco o que al final resulten para un imprevisto más grande. Si le parece que las rifas no tienen pero alguno, por el contrario podría ser que no le compren mucho.

Por ello, hoy queremos insistir en la posibilidad de gestionar un préstamo de libre inversión en este caso con nosotros, con Lineru. Es la manera más sencilla y práctica de lograr hasta $600.000 pesos para que pueda hacer ese viaje que tanto ha deseado y por el que ha esperado tanto tiempo.

Le invitamos a que consulte nuestras condiciones en nuestra página web www.lineru.com. Todas muy sencillas para acceder al dinero. De manera rápida y seria damos respuesta a su solicitud. Y no se preocupe si usted se encuentra reportado en alguna central de riesgo pues, entre muchas razones, hacer que logre, por ejemplo, ese viaje que le ronda su cabeza, es una de nuestras excusas para confiar en usted.